#COP24 Nuevo reporte: Aproximándonos al punto de no retorno

123

English Version 

Nuevo reporte presentado en la COP24 advierte que la deforestación continuaría incluso si se cumplieran con los compromisos del Acuerdo de París

En el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP24) la cual se adelanta en Katowice-Polonia desde el 02 hasta el 14 de diciembre,   Rainforest Foundation Norway con el apoyo de La Asociación Ambiente y Sociedad junto con otras organizaciones presentamos el reporte “Aproximándonos al punto de no retorno”  el cual examina el papel de los bosques en los compromisos del Acuerdo de París (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional o NDCs) de seis importantes países con selvas tropicales: Brasil, Indonesia, Perú, Colombia, República Democrática del Congo y Myanmar.

El informe concluye que ninguna de los compromisos del Acuerdo de París está en consonancia con los actuales objetivos internacionales de detener la deforestación al menos para 2030. De hecho, la deforestación continuaría incluso si se cumplieran estos objetivos climáticos y, en algunos de los países, es probable que la deforestación aumente.

Indonesia tiene la meta de reducir las emisiones del sector forestal (incluido turberas) en un 66 por ciento para 2030, en comparación con los niveles de 2010. La deforestación anual se reducirá a 325 000 hectáreas. Esto supone una mejora con respecto a los niveles actuales de deforestación de Indonesia, pero sigue significando que 3,25 millones de hectáreas de bosque, del tamaño de Bélgica, serán deforestadas para 2030, incluso si alcanza su objetivo de la NDC.

El NDC de Brasil no especifica una ambición de mitigación para los bosques, pero su documento fundacional describe una reducción de 72 por ciento de las emisiones de deforestación para 2025 y una reducción de 90 por ciento para 2030, en comparación con los niveles de 2005. Sin embargo, dado que la deforestación en Brasil fue muy alta en 2005, este objetivo no dará lugar a una reducción sustancial de la deforestación para 2025 con respecto a los niveles actuales.

La República Democrática del Congo (RDC) tiene un compromiso en el que las emisiones del sector del uso de la tierra y la silvicultura aumentan en aproximadamente un 50 por ciento.

El compromiso de Perú se traduce en que las emisiones del sector forestal y de uso de la tierra pueden aumentar en un 21 por ciento entre 2010 y 2030.

Colombia  El NDC de Colombia proporciona un objetivo para toda la economía, incluidos sectores como el sector de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra (AFOLU), pero sin un objetivo específico del sector ni para LULUCF (Land Use Land Use Change and Forestry). El objetivo incondicional es una reducción de 20% en la base de emisiones Business as Usual [1] (BAU) para 2030, con la posibilidad de aumentar su ambición a un 30% en el escenario BAU sujeto a la provisión de apoyo internacional. El NDC colombiano cubre el 100% de las emisiones nacionales, incluye los 6 gases según el Protocolo de Kyoto y cubre todos los sectores de emisiones reconocidos por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Sin embargo  Colombia Myanmar no proporcionan suficiente detalle en sus contribuciones para evaluar las emisiones esperadas de los bosques.

 Citas:

“Los bosques sólo reciben el tres por ciento de la financiación disponible para la mitigación del cambio climático. Por lo tanto, hacemos un llamado a los países más ricos para que contribuyan con el financiamiento climático a los bosques tropicales y aumenten la transparencia para mejorar la confianza entre donantes y receptores”, dijo Milena Bernal, coordinadora de cambio climático de la Asociación Ambiente y Sociedad (Colombia).

 “La protección de los bosques tropicales es esencial para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Consideramos que las promesas actuales en virtud del Acuerdo de París no están a la altura de los esfuerzos necesarios para salvar la selva tropical. Algunos países aumentarán la destrucción de los bosques, incluso cuando cumplan sus propias promesas”, dijo Torbjørn Gjefsen, asesor de política climática de Rainforest Foundation Norway.

 “Los pueblos indígenas son los mejores custodios de la selva tropical. 102 Gt de CO2 se almacenan en territorios indígenas sólo en la Amazonía. Proteger y aumentar sus derechos sobre la tierra debe ser parte de la estrategia de todos los países con selvas tropicales para reducir las emisiones de los bosques”, dijo Patricia Zuppi, asesora indígena de la Rede de Cooperação Amazônica (Brasil).

Mayor información

Contacto en Katowice: Don Lehr / [email protected]  / US celular: +1.917.304.4058

Contacto en Colombia: Alicia Gomez/[email protected] +57 3204821467