China, el Yasuní y la Refinería de Pacífico

    a-Contenido informativo propioChina, el Yasuní y la Refinería de Pacífico

    [note color=”#f5fff6″]

    Para ver el texto completo de LINGO con traducciones a Inglés y Mandarín favor dirigirse a:

    [/note]

    El Parque Nacional Yasuní es un lugar único: Es uno de los lugares más biodiversos de la tierra, y hogar de dos grupos indígenas en aislamiento voluntario (los Tagaeri y Taromenane). Pero es un paraíso en peligro: tiene mucho petróleo abajo.

    En 2007, el gobierno del Ecuador propuso de dejar el crudo bajo la tierra, si pagara la comunidad internacional la mitad de lo que Ecuador podría ganar explotándolo. La llamada “Iniciativa Yasuní-ITT” (ITT hace referencia a los tres ríos Ishbingo, Tambococha y Tiputini bajo los cuales se encuentra el bloque de petróleo más importante con el número 43) fue una de las primeras propuestas de dejar crudo bajo la tierra, y la única hasta la fecha propuesta por un gobierno, haciendo referencia explícitamente a la crisis climática. (ver History of the LINGO idea) Por eso, el petróleo del Yasuní es muy simbólico y de cierta forma representa un indicador para la lucha global por superar la crisis climática y la transición a la era pos-petrolera. Si ni siquiera logramos salvar al Yasuní, siendo un lugar tan único – cómo podemos esperar lograr que el 80% de todas las reservas de petróleo, gas y carbón se queden bajo tierra?

    En 2013, el gobierno de Rafael Correa abandonó la iniciativa, porque sólo se había juntado una fracción de la suma requerida. En contra de la opinión de la mayoría del pueblo ecuatoriano y a pesar de las leyes ecuatorianas y las convenciones internacionales que van en contra, el gobierno ahora quiere perforar dentro del Parque por petróleo. El colectivo joven de los Yasunidos organizó una petición de referéndum que más de 750.000 Ecuatorianos firmaron para que esto no se realice. La constitución del Ecuador prohibe cualquier actividad extractiva en tierras de pueblos no contactados. De hecho, la clasifica como genocidio! Desafortunadamente esto no representa una perspectiva extremista, sino está bien fundamentado: los no Tagaeri y Taromenane están viviendo en un estado de conflicto con los foráneos. Varias familias de ellos fueron masacradas en marzo de 2013, y la explotación petrolera está agravando las cosas.

    Qué tiene China que ver con todo esto?
    De un lado, China tiene un interés estratégico en el petróleo del Ecuador. Desde muy temprano, empresas chinas han estado buscando el acceso al petróleo del bloque ITT. La empresa estatal China National Petroleum Corporation (CNPC) y el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) están planeando financiar y apoyar la Refinería del Pacífico que está prevista a ser alimentada en una parte importante con petróleo del Yasuní.

    Pero del otro lado, China tiene una serie de leyes y reglas tanto para inversiones en el extranjero como para la operación de las empresas estatales que buscan proteger a la gente y al medio ambiente (ver las Directrices de Crédito Verde de la Comisión Reguladora de Bancos de China y un resumen de otras reglas más en este manual de CDES) Las empresas y los bancos chinos están obligados a respetar las leyes del país anfitrión – aún en el caso de que el propio gobierno las viole.

    La Embajada China en Ecuador ha contribuido dinero a la causa del Yasuní y ha hecho un llamado a otros de contribuir también para mantener el petróleo del Yasuní bajo tierra.

    La pregunta es: Inclinará el involucramiento chino en Ecuador la balanza hacia la protección o hacia la destrucción de las maravillas del Yasuní?
    Estamos trabajando con con compañeros en Ecuador y en China para asegurar que el Yasuní y sus pueblos serán protegidos de la explotación petrolera.