Resultados de la SB60: Conclusiones de la Conferencia de Bonn sobre Cambio Climático

NoticiasResultados de la SB60: Conclusiones de la Conferencia de Bonn sobre Cambio Climático

A principios de junio se realizó la Conferencia de Bonn sobre Cambio Climático 2024, evento crucial en la agenda internacional para abordar la crisis climática global. Este encuentro contó con la participación de más de 8.000 personas, incluyendo delegados de las Partes, observadores de ONG y representantes de medios de comunicación, la conferencia se centró en diversos aspectos críticos relacionados con el cambio climático.

En algunos de los diálogos anuales y expertos llevados a cabo durante la Conferencia,  se ha destacado la importancia de integrar los resultados del primer Balance Global (GST) en las actualizaciones de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC), fomentando así el intercambio de conocimientos y buenas prácticas. Además, se promovió activamente la inclusión de estrategias específicas de mitigación y adaptación para los océanos en las NDC, reconociendo su relevante papel como sumideros de carbono y reguladores del clima. En paralelo, se enfatizó la necesidad de estrategias de adaptación en las regiones montañosas para proteger la biodiversidad, gestionar los recursos hídricos y fortalecer la resiliencia de las comunidades locales frente a los impactos climáticos. Asimismo, se abordó la mejora de la colaboración entre las instituciones de pérdidas y daños, con énfasis en la capitalización rápida del Fondo, la asignación mínima para Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y Países Menos Adelantados, y la definición de la financiación para pérdidas y daños dentro del nuevo objetivo colectivo cuantificado sobre financiación climática (NCQG).

En áreas específicas, la Conferencia alcanzó importantes avances: se acordaron medidas concretas para establecer indicadores robustos en cumplimiento del Objetivo Global de Adaptación, se concertó una participación efectiva de  partes y no partes en el plan de trabajo de transición justa, y se lanzó el Navegador NDC 3.0, herramienta destinada a facilitar la implementación de nuevas Contribuciones Nacionalmente Determinadas con un enfoque específico en implementación de acciones.

A pesar de estos progresos, la Conferencia enfrentó desafíos significativos. Las negociaciones sobre el nuevo objetivo de financiamiento climático (NCQG) no lograron avances suficientes, con discrepancias persistentes en cuanto a los montos específicos y la transparencia necesaria. Además, las discusiones sobre la implementación del Balance Global (GST), la ambición en la mitigación y la transición justa no alcanzaron conclusiones claras, reflejando divisiones entre los países participantes. Por otro lado, los mecanismos de compensación por pérdidas y daños causados por desastres climáticos extremos no avanzaron adecuadamente, generando preocupaciones especialmente en los países más vulnerables, quienes dependen de estos mecanismos para afrontar los impactos del cambio climático. En general, hubo un sentir de poco avance, de mucha tensión entre las Partes (países) del Norte – Sur global frente a responsabilidades y demandas, deterioro de la confianza y la cooperación entre países y mucha postergación de resultados.

Desde Ambiente y Sociedad reiteramos la necesidad de agilizar las negociaciones para acciones climáticas concretas que reflejen cambios tangibles. Destacamos la importancia de que las cumbres climáticas sean más inclusivas y sensibles a las realidades locales, integrando enfoques de derechos humanos, género e interculturalidad en las decisiones y acciones climáticas. Finalmente, cabe resaltar que la conferencia dejó claro que la cooperación internacional debe intensificarse para enfrentar la crisis climática de manera efectiva. Con miras a la próxima COP en Bakú, Azerbaiyán, es urgente que se aborden las tareas pendientes con determinación y se concreten compromisos más claros y vinculantes.