Américas: Los Estados pueden hacer historia firmando un tratado medioambiental regional

169

Fuente: Amnistía internacional

Gobiernos de toda América Latina y el Caribe pueden hacer historia y establecer nuevas normas de protección del medio ambiente y los derechos humanos firmando el Acuerdo de Escazú durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York el 27 de septiembre; así lo ha afirmado hoy Amnistía Internacional en una carta conjunta firmada por más de 200 ONG y entregada a los jefes de Estado de los 33 países de la región.

“Las naciones de América Latina y el Caribe tienen la oportunidad de hacer historia y convertirse en líderes mundiales en favor de la protección del medio ambiente y los derechos humanos”, ha manifestado Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“Al firmar el Acuerdo de Escazú, los gobiernos pueden transmitir a su ciudadanía y a la comunidad internacional el mensaje inequívoco de que están verdaderamente comprometidos con la supervivencia y el bienestar de generaciones actuales y venideras, que dependen de la protección del medio ambiente.”

En esta carta abierta, las ONG hacen un llamamiento a los gobiernos para que firmen el acuerdo y a continuación adopten medidas rápidas y eficaces para aplicarlo en sus respectivos países. Ha sido firmada por 176 organizaciones nacionales, regionales e internacionales que trabajan por toda América Latina y el Caribe en áreas como derechos humanos, medio ambiente o desarrollo y democracia, entre ellas Greenpeace, Human Rights Watch, Global Witness, World Resources Institute, Article 19, Federación Internacional de los Derechos Humanos y World Wildlife Fund Colombia.

Aprobado el 4 de marzo en San José (Costa Rica) por representantes de 24 países, el Acuerdo de Escazú sería el primer tratado vinculante en la región que establece protecciones sobre los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en asuntos medioambientales, y el primero en proclamar la protección de defensores y defensoras de los derechos humanos relacionados con el medio ambiente.

“La ratificación y aplicación efectiva del Acuerdo de Escazú ayudará a mantener a salvo y bien informadas a quienes defienden el medio ambiente en la región más peligrosa del mundo para los y las activistas medioambientales. Asimismo, garantizará que se escuchen las voces de todas las personas cuando se tomen decisiones que afectan al medio ambiente”, ha afirmado Erika Guevara Rosas.

Los 33 Estados de Latinoamérica y el Caribe tendrán la oportunidad de firmar el acuerdo en la sede de la ONU en Nueva York a partir del 27 de septiembre de 2018. Para que entre en vigor, al menos 11 países deberán firmarlo y ratificarlo antes del 27 de septiembre de 2020.

 

Descargar (PDF, 201KB)