Todos los sectores de la economía deben reducir radical y rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

465

Este es el objetivo que busca la “Conferencia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático” en Bonn, Alemania, donde la Asociación Ambiente y Sociedad compartió sus experiencias en Monitoreo Forestal Comunitario Participativo.

La conclusión del Acuerdo de París, es que todos los sectores de la economía deben reducir de forma radical y muy rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de llegar a un equilibrio entre la cantidad de emisiones y la cantidad de CO2 que puede absorber el planeta.

¿Cómo llegar a ese equilibrio? Este es el fin de la Conferencia que tendrá lugar del 30 de abril al 10 de mayo de 2018, dentro de la 48ª sesión del Órgano Subsidiario de Ejecución (OSE) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT).

La Conferencia que se celebra en Bonn, Alemania, cuenta con la participación de la Asociación Ambiente y Sociedad (AAS), donde Milena Bernal, coordinadora del área de Cambio Climático, y Karla Díaz Parra, politóloga e investigadora participan en el evento, y fueron ponentes en el evento “Manejo potencial y restauración de bosques naturales para limitar el calentamiento a 1.5 grados”.

Bernal participó durante la jornada del día 30 de abril, compartiendo con los asistentes al evento algunas de las experiencias positivas que la AAS desarrolló en Colombia junto con las comunidades locales. En especial, “la experiencia del rio “Yurumangui” demuestra la importancia de seguir con lineamientos como el respeto, el mantenimiento y la evaluación de los territorios para poder cuidar los bosques de manera efectiva”, afirmó la investigadora.

Además, es importante fortalecer el ejercicio de autogobierno, argumentó Bernal en su intervención. Donde también describió la experiencia del “Consejo indígena de Tayrona”, en la que, según palabras de la misma Milena Bernal, “fue evidente la importancia de respetar y mantener la cultura y los límites ancestral, cuidando los trabajos tradicionales y fortaleciendo los procesos decisionales locales”.

Para concluir su intervención, Milena Bernal se centra en la generación de “procesos participativos que tengan una visión desde lo local a lo regional y nacional, donde se genere un impacto real para las comunidades, mejorando su calidad de vida y haciendo posible su supervivencia en el territorio». En definitiva, “Las dimensiones sociales y culturales también deben tenerse en cuenta, contextualizada para cada comunidad y grupo étnico”

Esto es posible, concluye Bernal con Herramientas como el Sistema Nacional de Salvaguardas, “que deben abordar directamente el papel del monitoreo comunitario participativo, para mejorar la calidad de vida de las comunidades y proteger y mantener los recursos forestales del país”.