¿Qué es el acuerdo de Escazú y por qué varias organizaciones exigen que Colombia haga parte?

33
Foto: Ambiente y sociedad.

Fuente: El Espectador

Organizaciones de la sociedad civil y la academia exhortan al gobierno ha unirse al tratado más importante de los últimos 20 años sobre derechos humanos y protección ambiental en América Latina y el Caribe.

En tiempos de protestas, cambio climático y persecución a quienes luchan por la protección a los derechos humanos, la Asamblea General de Naciones Unidas abrió una vez más la oportunidad para firmar el Acuerdo de Escazú. Un tratado regional sobre asuntos ambientales en América Latina y el Caribe; y el primero en el mundo que incluye la protección de los defensores ambientales como un imperativo.

Este jueves 26 de septiembre, se llevará a cabo la ceremonia para firmar este acuerdo regional que busca promover el acceso a la información, la participación pública y la justicia ambiental. Son varias las organizaciones que hoy piden que el gobierno de Colombia participe de esta iniciativa, pues hasta ahora el país no ha firmado ni ratificado su interés en pertenecer al acuerdo de Escazú. 

Algunas de las organizaciones que apoyan esta iniciativa son: El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Asociación Ambiente y Sociedad, la facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, la Clínica Jurídica de la Universidad de los Andes (MASP), la Clínica Jurídica de Interés Público de la Universidad de Medellín, La Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), La Red por la Justicia Ambiental y la Red para los derechos de acceso información, participación y justicia en asuntos ambientales, entre otros.

¿Que busca el Acuerdo de Escazú?

El objetivo principal es garantizar el acceso a la información ambiental ,la participación pública en la toma de decisiones ambientales y el acceso a la justicias en este mismo campo. Hasta el momento solo 17 países han firmado. Si Colombia llegase a ratificar su participación tendría que tomar acciones concretas para proteger a los líderes ambientales en el país.

Colombia es el segundo país más peligroso en el mundo para quienes se dedican a proteger el territorio y a luchar por los intereses medioambientales. Solo en 2018 fueron asesinados 24 líderes ambientales en el país, de acuerdo con el informe Global Witness.