Ordenan suspender campaña que pretende salvar VIDAS

    a-Contenido informativo propioOrdenan suspender campaña que pretende salvar VIDAS
    • La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le ordenó a Educar Consumidores cesar la difusión de su campaña de salud pública con la que advierte sobre los riesgos asociados con el consumo de bebidas azucaradas; los cuales también han sido señalados con evidencia científica por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y expertos nacionales e internacionales.
    • Educar Consumidores rechaza las afirmaciones de la SIC sobre la supuesta publicidad engañosa y la falta de evidencia científica que respalda la campaña.

     

    Bogotá septiembre 15 de 2016. Con un rápido proceso la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le ordenó a la organización de la sociedad civil, Educar Consumidores, cesar la campaña de salud pública “Tómala En Serio”, con la que se buscaba alertar a los ciudadanos sobre los riesgos asociados con el consumo de bebidas azucaradas. Dicha decisión es definitiva y Educar Consumidores no tuvo la posibilidad de apelarla.

    Esta campaña era necesaria y urgente ante el panorama de salud pública que presenta el país en este tema. En Colombia más de la mitad de la población padece obesidad y sobrepeso; la tasa anual de muertes asociadas al consumo de bebidas azucaradas es de 112 por millón de habitantes, en el año 2014, 4.928 personas murieron por enfermedades relacionada con el consumo de bebidas azucaradas[1]; y en los últimos 5 años el sistema de salud tuvo que invertir un 755% más para atender pacientes con enfermedades metabólicas relacionadas.

    Múltiples investigaciones publicadas en revistas indexadas de la más alta calidad han establecido una relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas y las Enfermedades No Transmisibles (ENT).

    Es la misma OMS la que promueve en el mundo la reducción del consumo de bebidas azucaradas como una medida de salud pública para prevenir y disminuir la aparición de enfermedades como sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y otros eventos adversos para la salud.

    Incluso, desde el gobierno nacional, se ha reconocido que el consumo de bebidas azucaradas está estrechamente relacionado con los problemas de sobrepeso y obesidad en el país. El Ministerio de Salud ha propuesto, a través de su Plan Nacional de Alimentación y Nutrición (2012 – 2021), reducir los niveles de sobrepeso y obesidad en el país. Atendiendo a este objetivo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) presentó en 2015 el documento técnico “Guías Alimentarias basadas en alimentos” (Gabas) para la población colombiana mayor de 2 años, en el que dice exactamente: “Para mantener un peso saludable, reduzca el consumo de “productos de paquete”, comidas rápidas, gaseosas y bebidas azucaradas”.

    La campaña vetada por la  SIC tiene un amplio respaldo científico y técnico , muestra de ello son la gran cantidad de estudios e investigaciones publicadas sobre el tema, algunos de ellos son: The American Journal of Clinical Nutrition (2014) [2], British Medical Journal (2013) [3], Journal of the American College of Cardiology (2015) [4], National Reviews Endocrinology (2013) [5], American Journal Clinic of Nutritions (2013) [6], y Circulation (2012)[7], lista que puede ampliarse mucho más.

    Paradójicamente, la decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio, institución que debería proteger, promover y garantizar los derechos de los consumidores, adoptó la medida después de una denuncia de la compañía Postobón S.A., vulnerando el derecho de los consumidores a informar y a ser informados, y privilegiando los intereses económicos de los particulares, sobre el derecho fundamental a la salud de la población colombiana.

    Educar Consumidores adoptó todas las medidas para dar cabal cumplimiento a la orden proferida por la Superintendencia de Industria y Comercio, la cual ni siquiera nos fue comunicada de manera directa, y la organización de la sociedad civil irá hasta donde sea preciso por demostrar que obramos con intención de salvar vidas.

    CONTACTO
    Educar Consumidores – Oficina de prensa

    Sandra Castro Pinzón // 3208213697 // prensaeducarconsumidores@gmail.com

    [1] Fuente: Estimated Global, Regional, and National Disease Burdens Related to Sugar-Sweetened Beverage Consumption in 2010. 2015 Aug 25;132(8):639-66. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA 114.010636. Epub 2015 Jun 2.

    [2]  Te Morenga LA, Howatson AJ, Jones RM, Mann J. Dietary sugars and cardiometabolic risk: systematic review and meta-analyses of randomized controlled trials of the effects on blood pressure and lipids. The American Journal of Clinical Nutrition 2014; 100(1): 65-79.

    [3] Te Morenga L, Mallard S, Mann J. Dietary sugars and body weight: systematic review and meta-analyses of randomised controlled trials and cohort studies. British Medical Journal 2013; 346: e7492

    [4] Malik VS, Hu FB. Fructose and Cardiometabolic Health: What the Evidence From Sugar-Sweetened Beverages Tells Us. Journal of the American College of Cardiology 2015; 66(14): 1615-24.

    [5]  Malik VS, Willett WC, Hu FB. Global obesity: trends, risk factors and policy implications. Nat Rev Endocrinol 2013; 9(1): 13-27.

    [6] Malik VS, Pan A, Willett WC, Hu FB. Sugar-sweetened beverages and weight gain in children and adults: a systematic review and meta-analysis. Am J Clin Nutr 2013; 98(4): 1084-102.

    [7] Koning L, Malik VS, Kellogg MD, Rimm EB, Willett WC, Hu FB. Sweetened Beverage Consumption, Incident Coronary Heart Disease and Biomarkers of Risk in Men. Circulation 2012: 1735-41.