OMS: El Acuerdo de París es un acuerdo a favor de la salud

    a-Contenido informativo propioOMS: El Acuerdo de París es un acuerdo a favor de la salud

    Noticias ONU Cambio Climático – La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que el número de fenómenos meteorológicos extremos que se registran cada año está batiendo récord y que, si se siguen emitiendo gases de efecto invernadero en la atmósfera, la vida humana en el planeta puede llegar a ser insostenible.

    Nueve de cada diez personas en el mundo respiran un aire contaminado, y alrededor de siete millones de personas mueren cada año por la exposición a las partículas finas, según los nuevos datos presentados por la OMS en la Conferencia de la ONU sobre cambio climático que se celebra en Bonn, Alemania.

    Si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen subiendo, principalmente por el uso de los combustibles fósiles y la deforestación, el número de víctimas por contaminación puede verse superado por el número de muertes causadas por el cambio climático, y más concretamente por el aumento de las temperaturas y los fenómenos meteorológicos extremos.

    “Vemos el Acuerdo de París como un acuerdo fundamental de salud pública, posiblemente el acuerdo de salud pública más importante del siglo. Si no afrontamos el desafío climático, si no reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero, estaremos debilitando los factores ambientales que influyen en la salud y de los que dependemos, poniendo en peligro el suministro de agua, alterando la calidad aire o socavamos la seguridad alimentaria,” Dijo el Dr. Diarmid Campbell-Lendrum, líder del equipo de la OMS de cambio climático y salud.

    Infografía aire limpio

    Una de las principales causas de muerte que destaca la OMS en su informe es la relacionada con los problemas respiratorios causados por el uso de cocinas o estufas contaminantes, que constituyen la principal causa de contaminación del aire doméstico.

    Aproximadamente, 3,000 millones de personas —más del 40% de la población mundial— no tienen acceso a combustibles y tecnologías de cocción limpios en sus hogares. Además, cocinar con madera y carbón fomenta la deforestación que es otro factor que influye gravemente en el cambio climático.

    Cada año, cerca de 4 millones de personas mueren prematuramente por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire en los hogares, debido al uso de estufas ineficientes y contaminantes y a la utilización de combustibles sólidos y queroseno, que además producen emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen asimismo al cambio climático.

    La segunda causa de muertes prematuras destacada en el informe es la contaminación del aire exterior por la quema de combustibles fósiles para generar electricidad, calefacción y en el transporte.

    El informe detalla cómo las instituciones pueden disminuir la contaminación del aire invirtiendo en formas de generación de energía eficientes y en las energías renovables, con un desarrollo urbano más sostenible, edificios eficientes y favoreciendo el acceso a tecnologías limpias a precios asequibles.

    “Tenemos una oportunidad única para combatir el cambio climático y proteger la salud al mismo tiempo. Si conseguimos poner freno a la contaminación del aire, los beneficios para la salud compensarán los costos de la reducción de emisiones”, dijo el Dr. Campbell-Lendrum de la OMS.

    La buena noticia es que cada vez más países aprovechan la oportunidad de luchar contra el cambio climático y la contaminación del aire al mismo tiempo. Más de 4,300 ciudades en 108 países están en la base de datos de calidad del aire ambiente de la OMS, lo que la convierte en la base de datos sobre contaminación más completa del mundo.

    El informe señala por ejemplo cómo la Ciudad de México se ha comprometido a fomentar el uso de vehículos menos contaminantes, optando por ejemplo por autobuses que no emiten hollín y prohibiendo los autos particulares con motor diésel para 2025.

    Este año, la OMS celebrará la primera Conferencia Mundial sobre Contaminación Atmosférica y Salud (que se celebrará en Ginebra del 30 de octubre al 1 de noviembre de 2018) para reunir a gobiernos y demás actores implicados en un esfuerzo global por mejorar la calidad del aire y combatir el cambio climático.

    Lea el informe de la OMS.