La Amazonía es un territorio vivo, no es una cosa, no nos pertenece, dependemos de ella y es nuestro deber defenderla

184

English version

La Amazonía está viva y no nos pertenece, es momento de dejar de pensar al territorio amazónico como una “cosa” que se puede poseer. La Amazonía es un espacio vital de interacción, en ella pueblos indígenas, comunidades campesinas y afrodescendientes conviven con todo el complejo ecosistema, agua, animales, plantas, historia, servicios ecosistémicos. La Amazonía no está vacía, guarda la historia de pueblos ancestrales y muchas comunidades que, llevadas por la violencia, políticas nacionales o simplemente en busca de oportunidades, se han constituido como comunidades amazónicas. Su gran diversidad humana y biológica precisamente se genera por la interdependencia entre los seres vivos que la habitan: humanos y no humanos.

Lo que hoy vive la Amazonía es un nuevo ciclo de violencia que se traduce en nuevas formas de consumismo exacerbado, en donde los monocultivos, la ganadería extensiva, la explotación de hidrocarburos y minería no son ya una amenaza, sino una realidad. Realidad contra la que muchos líderes y lideresas amazónicos han levantado sus voces y por lo que, en algunos casos, han dado la vida.

Los cambios que hoy son necesarios pasan por tomar medidas del día a día y demandar también, cambios estructurales. La solidaridad con la Amazonía no puede ser hoy una actitud coyuntural, pues si bien es necesario empezar a replantearnos nuestros hábitos alimenticios, medios de transporte, entre otras medidas necesarias; es importante que como ciudadanos demandemos la apertura de los espacios de participación en la formulación de políticas públicas, seamos conscientes de las implicaciones de nuestro voto, exijamos a nuestros gobiernos la reducción de las exportaciones de carne y a los países, preocupados por el cambio climático, reducir sus importaciones de crudo, carne y minerales de nuestros países.

El cuidado de la Amazonía no puede ser cuestión de marketing, es necesario tomar medidas y tomarlas ahora. Por eso exigimos:

1. Que los gobiernos tomen medidas inmediatas para apagar los incendios, orientando incluso los recursos de la comunidad internacional destinada para cambio climático.

2. Que se tomen medidas estructurales para parar las avanzadas de las industrias que presionan el cambio de cobertura del territorio amazónico.

3. Gobernanza y seguridad en la tenencia de la tierra de sus habitantes ancestrales, que disminuya la presión por la competencia de la tierra, tal como lo expresó el informe del Panel Intergubernamental sobre cambio climático -IPCC sobre tierras.

Muchas más reflexiones y exigencias serán socializadas en un Plantón por la Amazonia
programado para mañana 23 de agosto en varias embajadas de Brasil a nivel mundial, convocado por diversas organizaciones de sociedad civil, redes y movimientos juveniles. Este plantón busca hacer un llamado no solo al gobierno de Brasil, por la coyuntura de los incendios, sino a todos los gobiernos locales, regionales y mundiales para que tomen medidas y las tomen ahora.

En Bogotá, desde Ambiente y Sociedad y Red de Justica Ambiental, Movimiento Ambientalista Colombiano, Clima-lab, Alianza Colombia Libre de Fracking, Movimiento Nacional Ambiental, Trebola_RetroCD, Foro Social Panamazonico, Familias x el Clima, Cumbre Popular Urbana,  El Chapin-Prensa, invitamos a todos sus habitantes a participar de esta jornada pacifica a partir de las 12.30 pm frente a la embajada de Brasil en la calle  93 #14-20.

Mayor información.
Alicia Gómez- [email protected] 3204821467