La utilidad pública es un arma de doble filo para el ambiente, pues permite actividades que lo protegen, pero también permite actividades económicas que lo afectan sin la debida posibilidad de controlar los impactos ambientales. Sin embargo, esta arma solo se usa por el lado de las obras para el desarrollo, pues se evidenció con el estudio que la utilidad pública ambiental prácticamente no se ha usado, mientras que las obras como vías o industria extractiva si han recurrido a la figura de utilidad pública permanentemente.

¿Qué obras de Utilidad Pública no requieren licenciamiento ambiental? Aquí se lo contamos

Descargar (PDF, 1.76MB)