Tiempo y financiación de proyectos, claves en Santurbán

27

Fuente: La opinión

Por: Eduardo Rozo

Ministerio de Ambiente reactivó encuentros con comunidades, quedando en evidencia la desconfianza del campesinado con el Estado.

Nadie cuida mejor que el dueño de su casa y los campesinos del páramo Santurbán han demostrado que son auténticos guardabosques. Hay preocupación por el sustento diario derivado de las actividades agropecuarias y la cadena laboral que se genera.

Las palabras de Diana Carvajal, dichas al ministro de Ambiente, Ricardo José Lozano Picón, evidenciaron el temor de las comunidades que habitan en Santurbán.
La cartera ambiental, a cuatro meses (de ocho) de cumplirse el plazo para tener una nueva delimitación, retomó los encuentros en el territorio y los dos primeros municipios en ser visitados fueron Salazar y Cácota en Norte de Santander.

En Cácota, Provincia de Pamplona, se registró un rosario de quejas al ministro Lozano que dejaron en evidencia la falta de confianza de las comunidades campesinas con el Estado.
A él, Carvajal, le dijo que las actividades de los campesinos dan vida a una cadena laboral de la que dependen decenas de familias. “Vivo de transformar la leche que se produce en las zonas de alta montaña, convirtiéndola en queso, yogurt y arequipe. Genero cuatro empleos directos y 15 indirectos”.

Para acopiar la leche los campesinos la transportan a la vía principal, por caminos de herradura y allí Carvajal la traslada a la fábrica.

“Ministro, la mejor leche se consigue en los páramos. Deseamos saber cuál es el alcance de la delimitación y que se dé información sobre las actividades agropecuarias, toda vez que la falta de claridad ha desatado temor”.

Las palabras de Carvajal fueron reafirmadas por Germán Salamanca, presidente de la Asociación de Propietarios de Predios en Santurbán. “Los campesinos hemos sido los únicos custodios, tenemos el páramo conservado y nos relacionamos con él equilibradamente”.

Salamanca hizo énfasis en la necesidad de garantizar recursos no solo para el saneamiento predial, sino para la ejecución de proyectos productivos que beneficien al campesinado.

A las voces de los campesinos se unió la del ministro Lozano, quien en tono conciliador les manifestó que el gobierno del presidente Iván Duque está en disposición de generar un proceso concertado y para ello se requiere de comunidades propositivas.

Las familias campesinas generan ingresos de la agricultura.

Alerta de la Procuraduría

La vigilancia y cumplimiento de la Sentencia T-361 de 2017 de la Corte Constitucional, que obliga al Ministerio de Ambiente a hacer una nueva delimitación dando participación a las comunidades, recae sobre el Ministerio Público (Procuraduría y Defensoría del Pueblo).

“La Procuraduría Judicial, Ambiental y Agraria de Norte de Santander, posterior a la Sentencia y desde antes de terminar el gobierno de Juan Manuel Santos, ha venido alertando sobre las falencias de la cartera ambiental”, dijo Freddy Villán, quien desde el órgano de control hace seguimiento a lo ordenado por la Corte.

Con el cambio de gobierno se dio una parálisis total. El Tribunal Administrativo de Santander amplía el plazo para la nueva delimitación en ocho meses y recientemente se retomaron las actividades, reseñan los informes de la Procuraduría Judicial, Ambiental y Agraria de Norte de Santander.

De acuerdo con información de la Procuraduría el reinicio de las visitas al territorio se dio con falencias en la convocatoria.

“Habían dejado por fuera de los encuentros al Ministerio Público. Nos enteramos por la Gobernación y por veedurías, del Ministerio enviaron un mensaje informal vía WhatsApp y dirigido a la Procuraduría de Santander. No obstante, participamos y advertimos al ministro Lozano para que se tomen los correctivos”.
Lo anterior, de acuerdo con el más reciente informe firmado por el procurador Judicial, Ambiental y Agrario de Norte de Santander, Jaime Alberto Gómez Montañez.

De acuerdo con la Procuraduría las dudas de la comunidad son justificadas y la confianza se debe construir para que la concertación entre las partes sea sólida en el tiempo.

La advertencia hecha es que el proceso para una nueva delimitación debe darse acorde con los puntos que dispuso la Corte Constitucional.

La Procuraduría también le pidió al Ministerio de Ambiente que se requiere socializar un cronograma con fechas claras, para que tanto comunidad como veedores, garantes y el Ministerio Público, puedan hacer seguimiento.

Hechos positivos

En el informe firmado por Gómez se destacan tres hechos positivos. El primero es la voluntad del ministro Lozano para que las comunidades hagan propuestas y la cartera se comprometió con visitas municipio a municipio, en Norte de Santander y en Santander.

El segundo hecho es que se le está dando importancia al estudio predio a predio y georreferenciado que hizo Corponor. El documento es cercano a la realidad, es reconocido por las comunidades y contiene información valiosa sobre las actividades productivas.

Este estudio de acuerdo con el director de Corponor, Gregorio Angarita Lamk, está siendo armonizado con el Instituto Humboldt y el Ministerio de Ambiente, para generar una propuesta acorde con la realidad de los 20 municipios cuyo territorio hace parte de Santurbán.

El tercer hecho es que a los encuentros se está vinculando a las instituciones que conforman el Sistema Nacional Ambiental (Sina), como los ministerios de Agricultura y de Minas. Sin embargo, falta Planeación Nacional y el Ministerio de Hacienda, fundamental para comprometer los recursos que permitan ejecutar los proyectos que surjan de la concertación.

Así, el éxito del proceso está mediado no solo por la participación comunitaria, sino por los recursos que se destinen para ejecutar acciones planificadas en el territorio que redunden en lo social, cultural y ambiental.

El tiempo no se detiene

A la pregunta de si el tiempo alcanzará para generar un proceso participativo, el ministro Lozano dijo que hay dos realidades. En Norte de Santander, que posee el 73 por ciento del páramo, “se registra un gran avance gracias al trabajo de la Corporación Autónoma Regional -Corponor-, que tiene un insumo predio a predio valioso para llegar a acuerdos con las comunidades”.

Sin embargo, en Santander, los avances son nulos de parte de la Corporación y unido a ello está la presión de mineros artesanales y multinacionales. “Es un ejercicio diferente, sobretodo en Vetas y California”. 

Frente a lo que viene el ministro Lozano dijo que se mejorará el tema de convocatorias, utilizando radio, televisión, redes sociales y puerta a puerta. “No todo el mundo se siente incluido y eso indica que se requiere un esfuerzo mayor para cumplir con las expectativas”.

Frente al impacto del turismo en Silos y en Cácota, denunciado en ediciones anteriores, el ministro Lozano dijo que con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se está diseñando una política nacional que contiene un capítulo de ecoturismo para suplir la falencia de una política directa que le apunte a la relación del hombre con la naturaleza. Pese a ello se requiere de acciones inmediatas.