Los pulmones del planeta

134

Fuente: Regenera 

El Woods Hole Research Center (WHRC) ha creado un mapa físico del planeta en el cual el relieve, en vez de montañas, está determinado por la densidad de los bosques. Una visión maravillosa que hace hincapié en la importancia de la conservación y restauración de nuestra masa forestal.

El mapa creado por el WHRC nos muestra cómo los bosques cubren el planeta y es un llamado de alerta para su conservación. 

Como se puede observar, si bien los bosques templados del norte ocupan una mayor superficie, es en los bosques tropicales, donde se concentra la mayor densidad de árboles. Convirtiéndolos en el verdadero “pulmón” del planeta. Sin embargo, la alta de deforestación causada por la tala ilegal, la minería y la agricultura, causan cada año severos estragos en los bosques tropicales. En este punto, recientes investigaciones tratan de determinar sin la zona tropical en vez de ser un sumidero de carbono se está convirtiendo en una fuente de emisiones.

Como se señala en la web del WHRC, “el rol vital de los bosques en la mitigación del cambio climático fue reconocida en 2008, por la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCC), a través de la creación del programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD+), que busca proveer incentivos financieros para mantener los bosques –y el carbono que estos contienen– intactos”. En ese sentido, el Acuerdo de Parín, durante la cumbre COP21 hizo una mención especial al potencial de mitigación de los bosques.

Los densos bosques de la Amazonía alta constituyen un importante sumidero de carbono.

El WHRC comprendió entonces la necesidad de monitorear de forma precisa la pérdida y degradación de los bosques a causa de la deforestación, como un paso ineludible para medir el avance de programas como REDD+. Como resultado a esta inquietud, se creo el Woods Hole Carbon Monitoring System, una innovadora herramienta basada en imágenes satelitales que permite medir y seguir los cambios en el carbono forestal a escala global.

“Anteriores acercamientos a la medición de los cambios en el carbono forestal estuvieron limitados a áreas que ya habían sido completamente deforestadas. Esta limitación significa que los cambios solo podían ser identificados después de su desaparición, cuando el carbono, biodiversidad y servicios ecológicos asociados se habían perdido. Asimismo, estos enfoques tradicionales tendían a no reportar ganancias de carbono en el tiempo”, señala la web del WHRC.

El sistema de monitoreo implementado por WHRC permite medir la tasa de pérdida de carbono por deforestación o alteración de los bosques.

El sistema de monitoreo desarrollado da cuenta de pérdidas anuales asociadas con degradación y alteración, así como deforestación. De esta forma es posible conocer cuánto se ha perdido o ganado, otorgando una oportunidad a los gobiernos y a diversas instituciones a generar políticas y programas en todo el mundo.

Hoy más que nunca se requieren iniciativas para la restauración de los bosques, la reforestación y el desarrollo a través de actividades productivas sostenibles. En Regenera estamos comprometidos con estas urgentes tareas y saludamos el aporte invalorable de la ciencia para lograr esta gran tarea común.