Análisis comparativo de la normatividad de las Instituciones Financieras Internacionales-IFIS presentes en América Latina

366

Como resultado de diversas investigaciones realizadas por el Grupo Regional sobre
Financiamiento e Infraestructura (GREFI), se ha detectado la necesidad de tener un mejor
entendimiento de los marcos normativos de las principales Instituciones Financieras
Internacionales (IFIs) presentes en América Latina, desde un enfoque de derechos humanos.

Para ello es preciso poner particular atención a las instituciones chinas con presencia en la
región y, en específico, a los temas de evaluación de impactos y riesgos ambientales y sociales, acceso a la información, participación y pueblos indígenas. Para tal fin, se analizaron los marcos normativos de ocho IFIs categorizadas en tradicionales (4), con más de cinco décadas operando en la región; emergentes (2), con significativo incremento de operaciones en la última década; y chinas (2), que están teniendo una importante participación financiera en la región.

Descargar Análisis  aquí

BIRF-BM Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento – Banco Mundial
CFI Corporación Financiera Internacional
BID Banco Interamericano de Desarrollo
CII Corporación Interamericana de Inversiones (Ahora conocida como BID Invest)
CAF Banco de desarrollo de América Latina antes Corporación Andina de Fomento
BNDES Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil
BDC Banco de desarrollo de China
BEIC Banco de Exportaciones e Importaciones de China

El análisis de los marcos normativos de las instituciones financieras tradicionales, emergentes y chinas es útil para tener una mayor comprensión de sus alcances y diferencias, así como para detectar los principales vacíos y generar recomendaciones para fortalecer los marcos normativos de las distintas instituciones consideradas. Los resultados obtenidos son primordialmente descriptivos, ya que el análisis permitió comprender con mayor detalle las características de cada uno de los marcos normativos, así como las diferencias más importantes entre éstos.

Para este estudio se definieron cinco ejes temáticos: evaluación de riesgos e impactos ambientales y sociales; acceso a la información; participación; pueblos indígenas y elementos transversales. Se construyó un instrumento de análisis con 149 variables que evalúan diversas categorías dentro de cada uno de los ejes temáticos. Los instrumentos otorgan calificación de cero a cien en cada eje, según el grado de inclusión de los marcos normativos internacionales de referencia. Asimismo, se elabora un indicador general por banco denominado proporción de adecuación (del cual se desprende el ranking), que se obtiene por la media simple de las calificaciones obtenidas por el banco en cada uno de los cinco ejes temáticos.

Los principales resultados obtenidos en el estudio reportan que dos bancos categorizados como tradicionales BIRF-BM (86%) y CFI (64%), además de un banco emergente CAF (62%), obtienen las calificaciones más altas. Entre las instituciones con calificación menor al 50% se ubican dos bancos tradicionales BID (45%) y CII (26%), un banco emergente BNDES (17%) y dos bancos chinos BEIC (8%) y BDC (0%).2 Un hallazgo interesante es que sólo en las categorías de banca tradicional y banca emergente se observan instituciones con calificación relativamente alta. En contraste, la banca china destaca con las evaluaciones más bajas conforme a la proporción de adecuación estimada. Esto se explica en parte con el banco BDC, que no obtiene calificación en ningún eje temático, ya que, por falta de acceso a sus normativas, éstas se desconocen. (Véase el capítulo específico sobre el BDC).

La calificación por ejes temáticos confirma que los bancos tienen estructuras normativas en las que se aprecia cierta consistencia y equilibrio. Una alta calificación de un banco en uno de éstos se asocia, con pocas excepciones, a altas calificaciones en el resto. Entre las excepciones más notables se encuentran los tres bancos mencionados con mayor calificación en el ranking (BIRF-BM, CFI y CAF), donde el eje temático de acceso a la información obtiene calificaciones significativamente inferiores a las que cada banco alcanza en los otros ejes. Lo anterior aporta información relevante sobre las áreas normativas que es necesario reforzar en estas instituciones.

En los marcos normativos de los ocho bancos analizados, excepto el BDC chino, se identifican elementos transversales, es decir, aquéllos que vinculan de manera general los cuatro ejes restantes.3 Sin embargo, es necesario señalar que sólo dos bancos tradicionales (BIRF-BM y CFI) obtienen calificaciones superiores al 80% en este eje; mientras que otros (BID y CAF) apenas superan el 50%. Tres (CII, BNDES y BEIC), pertenecientes a la banca tradicional, emergente y china respectivamente, obtienen ponderaciones aún más bajas, consistentes con las que obtienen estos bancos en el resto de los ejes temáticos.

La evaluación de riesgos e impactos ambientales y sociales es el eje temático con más precisiones en la normatividad de los bancos. Tres de ellos (BIRF-BID, CFI y CAF), los dos primeros pertenecientes a la banca tradicional y el tercero a la banca emergente, tienen evaluaciones que rebasan el 85% de cumplimiento. Sin embargo, en las cinco instituciones restantes la calificación es menor al 50%, lo que muestra el rezago normativo con el que operan estas instituciones financieras, especialmente en el caso de las instituciones que componen la banca china y el banco brasileño BNDES, que obtuvieron los peores resultados al no sobrepasar el 20% de cumplimiento de este componente.

El acceso a la información se incluye generalmente en la normatividad de los bancos, pero en las ocho instituciones su nivel de inclusión es limitado. Sólo obtienen calificación por encima del 60% dos bancos (BIRF-BM y CFI), ambos de la banca tradicional. En el resto, si bien está presente el tema del acceso a la información, la evaluación no alcanza el 50%. Es importante resaltar que éste es uno de los elementos más críticos para la banca china. Los puntajes obtenidos por el BEIC fueron apenas de 2%. A esto se suma la imposibilidad de acceder a los documentos normativos del CDB, a pesar de las solicitudes formales que GREFI realizó, hecho que refleja por sí mismo las grandes dificultades del banco en materia de transparencia y acceso a la información.

De la misma manera, el eje temático correspondiente a la participación alcanza una calificación comparativamente alta sólo en los casos de dos bancos (BIRF-BM y CFI). En uno de ellos (CAF) está ligeramente por debajo del 70%, y en los demás obtiene valores de menos del 30% (BID y CII). Es necesario señalar que tres bancos BNDES, BDC y BEIC, el primero emergente y los dos últimos chinos, no mostraron evidencia de estar dando cumplimiento a los estándares normativos internacionales, lo que resulta en un puntaje de cumplimiento de 0%, en razón de que carecen de normativas específicas que hagan referencia a las categorías del componente de participación.

La normatividad de los bancos en materia de pueblos indígenas es la categoría más polarizada. La mitad de los bancos tienen normas relacionadas y alto grado de inclusión, en tanto que la otra mitad no tiene normas internas en materia de pueblos indígenas. En tres bancos (BIRF-BM, CFI y BID) se pondera por encima del 85%, en uno (CAF) se califica con 52%; y de acuerdo con la normatividad analizada, los bancos CII, BNDES y los bancos chinos no atienden en absoluto la protección de los derechos indígenas.

Se observa así como las instituciones financieras internacionales presentes en América Latina y Caribe, tienen importantes vacíos en temas cruciales como la normativa relativa al acceso a la información, la participación o los pueblos indígenas. No es de extrañar entonces que la conflictividad socioambiental relacionada con la implementación de megaproyectos extractivos y/o de infraestructura sea cada vez más constante en la región.

Para el caso de la banca china, ésta se encuentra rezagada en todos los componentes de evaluación de este análisis, siendo los aspectos relacionados con el acceso a la información, la participación y los pueblos indígenas las cuestiones más críticas. La ausencia de marcos normativos sobre estos aspectos es uno de los focos de conflictividad en proyectos de inversión en la región latinoamericana.

Autor:
Grupo Regional sobre Financiamiento e Infraestructura, GREFI
Formado por:
Asociación Ambiente y Sociedad (AAS)
Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR)
Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C.
Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (FUNDEPS)