Análisis después de la semana climática en New York

72

Fuente: CLARA

Octubre 1. — la “Semana Climática” de Nueva York ha finalizado. Durante meses, Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, urgió a los países a presentar compromisos de nuevas acciones tanto de mitigación y ambición como de financiamiento. Incluso condicionó el uso del “escenario principal” a que el país mostrase nuevas y enérgicas acciones climáticas. Guterres pidió constantemente por la no construcción de nuevas plantas de carbón después del 2020.

Para CLARA – una alianza internacional preocupada por los derechos, la restauración ecosistémica, la agroecología y la agricultura regenerativa – la característica mas distintiva de esta Cumbre de Acción Climática fue la mayor relevancia dada a las acciones del sector tierra, que dentro de los grupos de trabajo se identificó como “Soluciones Basadas en la Naturaleza”.

Al final, cualquiera de los compromisos hecho por los países en cualquiera de los grupos de trabajo, se quedó corto. Las acciones anunciadas – algunas nuevas, otras no tanto- no se acercan siquiera a cubrir la brecha entre los actuales Compromisos Nacionalmente Determinados (NDC) (los cuales resultarán en por lo menos un aumento de 3°C en la temperatura global), los modelos más ambiciosos del 1.5°C los cuales, según la ciencia, necesitamos ahora y los que el Acuerdo de Paris determina.

 

A continuación algunos análisis de CLARA sobre los compromisos más significativos de la Cumbre de la semana pasada, especialmente aquellos relacionados con el grupo de trabajo de “Soluciones Basadas en la Naturaleza”:

 

  • Algunos avances se han hecho en resaltar la suma importancia de proteger los bosques primarios – entendiendo que estos ecosistemas, con sus altos niveles de biodiversidad y mayor resiliencia frente al cambio climático, son irremplazables y deberían ser protegidos. La iniciativa “30×30”, que busca proteger/restaurar el 30% de la superficie terrestre para el año 2030, tomó una mayor fuerza. Sin embargo, ningún gobierno anunció un plan que sugiriera los derechos de los pueblos indígenas como una solución climática, a pesar de la creciente evidencia de que la seguridad en la tenencia y los derechos a la tierra para las comunidades locales y pueblos indígenas es el factor más importante a la hora de prevenir la pérdida de bosques. (El único mandatario que mencionó a los pueblos indígenas fue el Presidente de Colombia Iván Duque Márquez, quien solo lo hizo en el contexto de la participación de pueblos indígenas en los mercados de servicios ambientales)
  • Mientras que muchos países anunciaron cuantos árboles planean plantar, ninguno dijo “hemos emprendido una revisión de todas las políticas e incentivos perversos que promueven la destrucción de los bosques”. En discurso y como retórica fue bastante mencionada la importancia de la biodiversidad, pero fue evidente el poco entendimiento que los tomadores tienen sobre la interrelación entre la crisis climática y de biodiversidad. Simplemente no están dispuestos a tomar acciones sobre sus industrias extractivas (tala, minería, agricultura a gran escala), o a reducir los altos niveles de consumo que generan deforestación.
  • El apoyo prometido al Fondo Verde del Clima se encamina hacia los $100 mil millones en fondos de “reabastecimiento”- aunque algunos de los anuncios corresponden a nuevos paquetes de paquetes financieros ya existentes, y de cualquier forma los países ricos no se acercan al Billon anual de apoyo que se suponía se materializaría para 2020.

Hacia el final del día de “Acción Climática”, el Secretario General Guterres resumió los nuevos compromisos. 77 países se comprometieron a ser carbono neutrales neto para 2050. 70 países mencionaron aumentar sus “Contribuciones Nacionalmente Determinadas” (NDC) para el 2020. Un grupo de los mayores propietarios de activos del mundo, con $2 trillones bajo su manejo, se comprometieron a movilizar su inversión hacia portafolios libres en carbono para 2050, en tanto que los bandos de desarrollo multilaterales y nacionales pertenecientes al Club Internacional de Finanzas para el Desarrollo, indicaron su intensiva de movilizar $1 trillón para acción climática en 2025. Muchos países – liderados por Costa Rica – dijeron estar comprometidos a la meta “30×30” para conservación y restauración, unidos en la “Campaña Global por la Naturaleza

La creciente rabia y frustración de la generación más joven, combinada con la fuerte presencia en la Cumbre de las naciones isleñas más vulnerables, no fueron suficientes para crear un cambio real alejándose de los enfoques de mantener “status quo”. Los países mostraron lo que están dispuestos a hacer, y es mucho menos de lo que se necesita que pase. Esperamos que el desafío presentado por Greta Thunberg sea recordado, su reto a los líderes nacionales para enfrentar la crisis de manera proporcional a la amenaza que hoy enfrentan las pequeñas islas, jóvenes y los pueblos indígenas, quienes están en la primera línea frente al cambio climático.

Seguidamente pueden encontrar un listado de algunos de los anuncios más importantes hechos durante la Semana Climática, relacionados con el sector de la tierra. La lista completa se puede encontrar en www.un.org/climatechange.

Seguir leyendo:

Descargar (PDF, 348KB)

Descargar aquí