Colombianos protestan ante la embajada de Brasil por los incendios en la Amazonía

34
Foto: Ambiente y sociedad

Fuente: efe.com

Decenas de ciudadanos colombianos protestaron este viernes en Bogotá y en Cali contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el Gobierno colombiano por su falta de acciones concretas para combatir los incendios que han consumido vastas zonas selváticas de la Amazonía.

Los plantones respondieron a los llamados que la agrupación ambientalista Friday For Future hizo en todo el mundo para llamar la atención sobre lo que sucede con el “pulmón del mundo”.

La subdirectora de la organización Ambiente y Sociedad, Vanessa Torres, dijo a Efe que la “Amazonía es un ser vivo conjunto y los incendios afectan a todos los países que la convergen”.

La Amazonía es la región más biodiversa del mundo, su territorio lo alberga gran parte de Brasil, así como Colombia, Perú, Bolivia, Venezuela y Ecuador.

La Amazonía colombiana se ha visto afectada desde hace varios años por otros factores como “la deforestación, el aumento de la frontera agropecuaria y el desconocimiento total por parte de los gobiernos de las políticas que deben implementarse para proteger estos territorios”, recordó Torres.

Por su lado la líder indígena Ati Quigua dijo a Efe que la situación por la que pasa la Amazonía es una oportunidad para que la sociedad se reconstruya a “partir de unos nuevos valores donde todos los seres y especies de la tierra tengan derecho natural al sustento y a la vida”.

Recordó que la Amazonía colombiana comprende el 40 % del país y que “al menos 506 pueblos indígenas habitan la cuenca. Si la selva se quema, nuestra vida se extingue como especie, invito a la solidaridad con las organizaciones indígenas”.

La líder indígena hizo un llamamiento al Gobierno colombiano para que proteja la Amazonía de la que dijo “tiene sus derechos”.

Destacó que la zona y su riqueza natural es tal para Colombia que de ella hacen parte diez Parques Naciones Naturales.

“No hay progreso con destrucción de la naturaleza, es tiempo del buen vivir, vivimos por un aire limpio, por los ríos limpios que fluyen por nuestra tierra y por los suelos vivos”, apostilló Quigua.

Por su lado Andrés Ocampo, del movimiento “Nos unimos o nos hundimos”, dijo que el plantón frente al consulado de Brasil en Cali, capital del departamento del Valle del Cauca (suroeste), dijo a Efe la protesta es una forma de “defender la Amazonía” que es como “defender la vida misma”.

Pidió al Gobierno de Brasil y al de Colombia emprender acciones para controlar las llamas que destruyen la flora y fauna, únicas en el mundo.

Esta conflagración es una de las más graves en los últimos años en la Amazonía, que suma el 25 % de la superficie del continente y es la mayor floresta tropical del mundo.

Esta zona se extiende sobre 7,4 millones de kilómetros cuadrados, que son equivalentes al 5 % de la superficie total de la Tierra y a casi el 25 % del continente americano.

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) de Brasil, que contabiliza los incendios mediante imágenes de satélite, los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en un 83 % a los del mismo período de 2018.

Y, en un informe difundido el martes por el INPE precisó que entre el 1 de enero y el 18 de agosto ha registrado 71.497 focos de incendio en Brasil y que un 52,5 % se sitúa en la región amazónica.

El presidente Bolsonaro admitió este jueves que no tiene pruebas para acusar a las ONG por los incendios que devastan parte de la Amazonía, como dijo el miércoles, pero reiteró que ellas son las “mayores sospechosas” por el desastre causado por la sequía, las altas temperaturas y también por la deforestación.