Balance de la COP26 | Resumen de sus resultados

1248

La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en su versión 26, conocida también como la vigesimosexta Conferencia de las Partes (COP26) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), se llevó a cabo entre el 31 de octubre y 13 de noviembre de 2021 en Glasgow (Reino Unido). Reunió a más de 190 países (las partes) para discutir y tomar decisiones sobre aspectos generales de la Convención y lo relativo a los desarrollos en el Protocolo de Kyoto (CMP16) y en el Acuerdo de París (CMA3).

La presidencia de la COP26 estuvo a cargo del Reino Unido y anunció como uno de sus principales objetivos aumentar en forma sustancial la ambición con respecto a conferencias pasadas, en procura de lograr limitar el aumento promedio de la temperatura global, manteniendo viva la meta de los 1,5 ºC.

El reporte síntesis de la secretaría de la CMNUCC sobre las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC), presentado en octubre de 2021, señalaba la insuficiencia de los compromisos nacionales y, en consecuencia, una perspectiva en la trayectoria de 2,7 ºC en el aumento de temperatura para finales del siglo (UNFCCC, 2021a).

En relación con la llamada carbono-neutralidad, existe una situación también inquietante. Es preciso recordar ahora lo que quiere decir esto: la neutralidad climática, “se reere a la idea de que las emisiones netas de gases de efecto invernadero [GEI] se equilibren y sean iguales (o menores) a las que se eliminan a través de la absorción natural del planeta” (UNFCCC, 2021). Si se consideran los compromisos de carbono-neutralidad (Net Zero) a 2050 existentes hasta noviembre de 2021 (véase New Climate Institute and Climate Analitics, 2021) y el escenario más optimista donde todas las NDC y los compromisos de carbono-neutralidad se implementan por completo, se lograría limitar el aumento de la temperatura a 1,8 ºC; eso dejaría apenas vivo el Acuerdo de París y su meta de los 2 ºC. La oportunidad de mantener su objetivo más ambicioso de limitar el aumento a los 1,5 ºC parece todavía distante y dependerá en gran medida de nuevos y mejores compromisos que se asuman en 2022 y para la COP27.

De acuerdo con el más reciente reporte del Panel Intergubernamental de expertos del Cambio Climático (IPCC, 2021), la temperatura de la superficie del planeta Tierra ha aumentado a 1,1 ºC y ya ha alcanzado niveles peligrosos de calentamiento. Los eventos climáticos extremos, como huracanes, olas de calor, sequías, y los eventos climáticos de desarrollo lento, como la subida de los niveles del mar, deshielo de glaciares y desertificación, por mencionar algunos, ya son devastadores, en especial, para los países más vulnerables al cambio climático, como son los países en desarrollo y los pequeños estados peninsulares. En las Islas Salomón, la crisis climática ya ha hecho que desaparezcan al menos cinco de sus islas y amenaza en forma directa la supervivencia de las comunidades locales (véase Simon et al. 2016). Hoy, son comunes y extendidos estos efectos en todas las regiones del mundo.

Descargar (PDF, 2.6MB)

Balance de la COP26