Ambiente y Sociedad participa en el VII Foro regional de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos para América Latina y el Caribe

NovedadesAmbiente y Sociedad participa en el VII Foro regional de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos para América Latina y el Caribe
  • El tema principal del Foro es  la rendición de cuentas para la conducta Empresarial responsable, y se está celebrando de manera híbrida del 13 al 15 de julio en Bogotá
  • Ambiente y Sociedad participa en el panel sobre el rol de los brazos privados de Bancos Multilaterales de Desarrollo

Por Karen Pinto Garzón

El VII Foro regional de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos para América Latina y el Caribe, que se ha posicionado en la última década como un espacio clave para el debate sobre los impactos negativos del sector empresarial, se está desarrollando del 13 al 15 de julio de forma híbrida en la Universidad Externado de Colombia, en Bogotá.

Este encuentro es uno de los más importantes del continente americano en el ámbito de empresas y derechos humanos, y la ONG Ambiente y Sociedad es una de las organizaciones participantes en el panel “El rol de los brazos privados de Bancos Multilaterales de Desarrollo”, que trata sobre la preocupante tendencia del accionar de los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMDs), ya que suelen retirarse de las inversiones o de los proyectos sin haber enfrentado adecuadamente los daños generados a las comunidades y al medioambiente. 

David Cruz, investigador de Ambiente y Sociedad, participó como moderador, y como expositores Mara Bocaletti, directora ejecutiva de la Plataforma Internacional contra la Impunidad; Carolina Juaneda, gerenta del Programa para América Latina del Bank Information Center; Rigoberto Juárez, coordinador del Gobierno Ancestral Plurinacional (GAP) y María Camila Barriga, representante del Compliance Advisor Ombudsman.  

Los ponentes abordaron el rol que juegan las empresas privadas y sus filiales financiadas por BMDs en la exacerbación de daños e impactos negativos en las comunidades, el ambiente y violaciones a derechos humanos que, muchas veces, potencian la conflictividad social en los territorios, perpetúan represalias, y criminalizan a las personas defensoras, según la Strategic Lawsuit Against Public Participation (SLAPP), ya que se incumplen las salvaguardas sociales y ambientales de los BMDs. 

El acceso a reparación es el principal tema que se debatió, haciendo énfasis en el rol de los brazos que financian al sector privado de los BMDs, como el BID Invest y la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial, “en un contexto en el que se vienen dando discusiones relevantes sobre la persecución, criminalización de defensores y defensoras de derechos humanos, y el impulso de acuerdos regionales sobre participación, acceso a la información, justicia ambiental, como el Acuerdo de Escazú”, según Cruz. 

Además, se habló sobre los proyectos hidroeléctricos en la microrregión de Yichk’isis, Guatemala, financiados por el BID Invest. Las comunidades indígenas de esa región, ubicada en el noroccidente del país, en la frontera con México, han sufrido impactos negativos ambientales y vulneraciones a sus derechos ocasionados por esos proyectos; sin embargo, la financiación fue retirada y la construcciones están paradas desde el año anterior, según explica Rigoberto Juárez, “pero no se ha efectuado una debida reparación de los daños”.

El caso mencionado sienta un precedente en América Latina y el Caribe respecto al acceso a una remediación, ya que las comunidades de la microrregión de Yichk’isis presentaron una queja al mecanismo de rendición de cuentas del Grupo BID (MICI).