Todos hablan de dejar un mejor mundo para nuestros hijos, los jóvenes proponemos dejar mejores hijos para nuestro mundo

837

Con esta conocida frase que se adapta al sentir de los miles de jóvenes colombianos que nos reunimos el fin de semana en Bogotá (Colombia), cerró el Encuentro Nacional Jóvenes, Territorio y Paz. Más de 3500 jóvenes colombianos reunidos en Corferias del 3 al 5 de junio, discutimos y preparamos la Declaratoria Nacional por el Ambiente y la Paz que reivindica nuestro compromiso de construir país.

Jhoanna Cifuentes Gómez

13319857_10153882611293743_6532520498969875121_n

En un momento coyuntural que vive nuestro país, donde estamos ante la firma de un acuerdo de paz con las FARC, de una posiblenegociación con el ELN -la segunda guerrilla más grande que tiene Colombia- y de un gran paro nacional que moviliza a miles de personas en todo el territorio, los jóvenes allí reunidos, en un acto simbólico colocamos la mano derecha en el corazón, indicando el dolor que sentimos por nuestro país y la mano izquierda con el índice en alto, en señal de la necesidad de ser escuchados por el gobierno nacional, expresamos nuestro deseo de ser tomados en cuenta de una forma verdaderamente participativa de las decisiones, ya que desde un reconocimiento autónomo como actores comprometidos, así como conocedores de las problemáticas en los territorios, también es vital seamos reconocidos como capaces de proponer soluciones. Por esa razón, en la declaratoria se lee: Como jóvenes, resaltamos la necesidad de procesos de participación incidente, en los cuales nuestra voz, nuestros sentires y nuestros compromisos en busca de la construcción de un mejor país sean de carácter vinculante y decisorio”.

 

13323754_10153882611068743_1545765541883044553_o13392235_10153882611178743_1268755449543219605_o

Además, teniendo como base que la educación es un eje fundamental en todo proceso de transformación, concebimos a la educación ambiental como la herramienta más valiosa para garantizar el cuidado del ambiente desde el conocimiento de nuestro territorio, también se expresa en el documento que: “los jóvenes entendemos que lo que se ama se defiende y solo se ama lo que realmente se conoce, de modo que reconocemos la importancia de extender la educación ambiental a todas las regiones del país y a todos los integrantes de la sociedad”. En este ámbito confluyen temas tan cruciales como la promoción de la soberanía alimentaria desde la salvaguarda de nuestras semillas nativas, la protección de ecosistemas estratégicos, la lucha frente al cambio climático, la gobernanza del agua, el control sobre la minería y la transición hacia las energías renovables no convencionales.

Asimismo, los jóvenes dejamos claro que no llevamos la bandera de la paz de un gobierno, sino que entendemos la paz como un sentir profundo en donde la salvaguarda de nuestro territorio contribuye a transformar a este país en un escenario más sostenible y equitativo, por eso en el documento se menciona que: “Para los jóvenes, la construcción de la paz constituye un eje transversal de nuestras vidas con el cual estamos comprometidos. Sin embargo, somos conscientes que la construcción de la Paz trasciende las conversaciones entre los grupos insurgentes y el gobierno nacional en el marco del posconflicto”.Es así que convencidos de que sin la construcción de una paz territorial -en especial en zonas muchas veces olvidadas por el Estado- no será posible este escenario, los jóvenes proponemos, exigimos y nos comprometemos a consolidar un espacio donde la diversidad cultural, política, social y ambiental confluyan en torno a una misma meta: un mejor lugar para nosotros y para los que vienen.

1

 

Compartir