Panel de Inspección y gerencia del Banco Mundial cierran investigación sobre presuntos daños del proyecto ampliación PTAR salitre

409

Fuente:

Humedal Nuevo Cortijo

La Junta del Banco Mundial de nuevo da visto bueno a la continuidad del proyecto de ampliación y optimización de la PTAR Salitre y cierra el caso sobre presuntos daños a las comunidades vecinas y posible incumplimiento potencial de las políticas del Banco.

Historia:

El 23 y 29 de junio de 2016, respectivamente, el Panel de Inspección del Banco Mundial (entidad financiadora del Proyecto de Adecuación Hidráulica y Recuperación Ambiental del Río Bogotá de Colombia – P111479) recibió dos Solicitudes de Inspección del Proyecto de Recuperación Ambiental y Control de Inundaciones del Río Bogotá. Las peticiones fueron presentadas, respectivamente, por la “Mesa Ciudadana Cortijo Tibaguya”, una asociación de vecinos que representa algunos miembros residentes de la comunidad de la UPZ 72 y la Fundación Colectivo Somos Uno, que representa a miembros del barrio El Cortijo en Bogotá.

Linea de caso

Los Solicitantes afirman que la optimización y ampliación de la PTAR El Salitre (Salitre II) tendrán impactos ambientales significativos en el emplazamiento de la planta existente (denominada reserva Tibaguya por los Solicitantes) e impactos sociales y sobre salud en aproximadamente 20.000 familias (un total de 60.000 a 80.000 personas) que residen en la comunidad UPZ 72 de la localidad de Engativá.

El 30 de septiembre y el 5 de octubre de 2016, el Panel recibió solicitudes adicionales de los mismos solicitantes que plantearon preocupaciones similares, e indicando que no estaban satisfechos con las acciones de la Gerencia del Banco. Los Solicitantes reclaman daños ambientales, sanitarios y sociales como resultado de la mejora y ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales El Salitre (PTAR) en Bogotá. Afirman impactos ambientales negativos en los humedales y ecosistemas de la zona. También cuestionan el análisis de alternativas y afirman que el proyecto en su ubicación y forma actual no es técnica, ambiental y socialmente viable. Además, los Solicitantes se quejan de la falta de consulta y acceso a la información. El Panel envío en dos ocasiones durante el 2016, una comisión o “Grupo Especial” a Colombia para verificar de primera mano la situación, reuniéndose con todas las partes implicadas y los grupos ciudadanos en contra y a favor del proyecto.

El 22 de diciembre de 2016, el Panel presentó al Directorio Ejecutivo su Informe y Recomendación. El 18 de enero de 2017, la Junta aprobó la recomendación del Grupo Especial de no llevar a cabo una investigación sobre las presuntas cuestiones de daño y el posible incumplimiento potencial de las políticas del Banco.

Resumen de la respuesta de la Gerencia:

1. La Gerencia comprende las inquietudes de los Solicitantes sobre los posibles impactos que podría ocasionar este Proyecto. Sin embargo, la Gerencia confía en que cualquier impacto potencial sobre el medio ambiente, la salud o la seguridad ha sido cuidadosamente estudiado y será mitigado con eficacia a través del diseño del Proyecto, el Plan de Gestión Ambiental (PGA) y el Plan de Gestión Social de Salitre (PGSS). La Gerencia también ha acordado un plan de acción con el prestatario para abordar las inquietudes manifestadas en la Solicitud. Por lo tanto, la Gerencia considera que las inquietudes planteadas por los Solicitantes se han abordado debidamente mediante el diseño adecuado y las medidas de prevención y mitigación que se han establecido en el Proyecto.

2. En el marco del Proyecto, se han realizado amplias consultas con las partes interesadas y se ha divulgado información sobre la preparación de la Evaluación Ambiental (EA). Las consultas y la interacción con las partes interesadas continuarán durante la ejecución del Proyecto. Asimismo, con anterioridad a la participación del Banco, hubo un nivel significativo de consultas públicas y participación de las partes interesadas durante la elaboración de los instrumentos de planificación que determinaron la construcción de la PTAR Salitre II.

Humedal El Cortijo o Tibaguya, febrero de 2016

3. La Gerencia también señala que la Solicitud refleja considerables malentendidos o conceptos equivocados en torno a la tecnología, los impactos y los riesgos del Proyecto. Asimismo, existe una sustancial desinformación acerca de la naturaleza y la calidad de los hábitats existentes en la zona que se vería afectada directamente por la PTAR Salitre II. La Gerencia está colaborando con el prestatario para enmendar esta información incorrecta.

4. La Gerencia hace hincapié en los importantes beneficios en materia de desarrollo que generará el Proyecto. El río Bogotá es uno de los ríos más contaminados del mundo. Esta situación continúa generando graves riesgos e impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana que afectan a los residentes. Se prevé que el Proyecto contribuirá directamente a la mejora de muchos de estos impactos y la generación de beneficios ambientales significativos.

5. La Solicitud de inspección se refiere, en gran parte, a la proximidad del Proyecto a las viviendas de los Solicitantes. Una de las inquietudes de los Solicitantes es que la proximidad de la PTAR Salitre II tendrá, supuestamente, un impacto negativo en el valor de sus propiedades. La Gerencia comprende la inquietud de los Solicitantes, pero considera que es infundada. Se tomarán medidas específicas para la reducción de ruido y el control y tratamiento de olores, y los impactos visuales se abordarán mediante actividades de reforestación y paisajismo. A juicio de la Gerencia, no existen evidencias de que los bienes inmuebles ubicados cerca de la PTAR Salitre se hayan depreciado; de hecho, su valor ha aumentado de manera constante desde 2010. (ver: Distancias de la infraestructura de la PTAR con relación a las viviendas).

5. La Gerencia señala que, si bien las organizaciones que representan a los Solicitantes han iniciado dos juicios para impugnar la PTAR Salitre II, ninguno de ellos tuvo resultados favorables, incluida una apelación sobre la cual la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia dictaminó el 15 de septiembre de 2016 (en el anexo 2 se incluyen más detalles de los juicios mencionados). La Gerencia no tiene conocimiento de que el Proyecto contravenga las leyes de Colombia y considera que el Banco no debe interferir en las funciones del Poder Judicial de Colombia para administrar justicia con respecto a un examen para establecer si las decisiones del Gobierno cumplen con las leyes nacionales de Colombia, incluida la Constitución de Colombia. Sin perjuicio de lo mencionado anteriormente, la Gerencia destaca que la obligación del Gobierno, incluida la Corporación Autónoma de Cundinamarca (CAR), de limpiar el río Bogotá y ampliar la PTAR Salitre surge de una sentencia judicial confirmada por el Consejo de Estado (Sala de lo Contencioso Administrativo) de Colombia en 2014 (ver: Fallo de la Corte Suprema y Tribunal Superior a favor de la PTAR Salitre).

6. Como se señaló anteriormente, el Banco y el prestatario han acordado un plan de acción para mantener la interacción con las comunidades cercanas y mejorar la estrategia general de comunicaciones y la divulgación del Proyecto. Además, el equipo del Banco ha aumentado la frecuencia de las misiones de apoyo a la implementación para realizar el seguimiento de la ejecución de estas acciones.

7. En conclusión, la Gerencia considera que los Solicitantes no han demostrado que sus derechos o intereses se hayan visto o se verán directa y adversamente afectados por un incumplimiento en la aplicación de las políticas y procedimientos del Banco en el marco de Salitre II. La Gerencia confía en que se han cumplido de manera adecuada las políticas y los procedimientos vigentes del Banco.

Enlace de la Respuesta completa dada por el Banco Mundial: 108-Respuesta de la Gerencia.

Enlace del Banco Mundial dónde se encuentran todos los informes técnicos, conceptos y las 2 visitas realizadas a Colombia por el Grupo Especial, más de 210 páginas que sustentan la decisión de no llevar a cabo la investigación: http://ewebapps.worldbank.org/apps/ip/Pages/ViewCase.aspx?CaseId=113

Compartir