Organizaciones indígenas de todos los países amazónicos demandan diálogo directo con el Gobierno Chino

623

“Amazonía Viva, humanidad segura”

  • Este viernes 22 de septiembre se entregarán cartas a las embajadas chinas de Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, Surinam y Guyana.
  • Exigen una misión especial de las Naciones Unidas para revisar el estado de las amenazas a la Amazonía.
  • Solicitan iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno Chino, a quien identifican como la principal fuerza geopolítica detrás de las grandes inversiones que afectan sus territorios, con plantones en sus embajadas.

Diversas organizaciones hemos advertido que para tener inversiones sostenibles, no solo hace falta tener normativas fuertes a nivel nacional; sino que las instituciones que financian estos proyectos, tengan políticas de salvaguarda fuertes, ejecutadas con la debida diligencia, necesaria para garantizar inversiones en armonía los ecosistemas, sin afectar los derechos territoriales de los pueblos indígenas.

La creciente participación de China como principal comprador de materias primas como la soja, minerales, petróleo y gas; además de su papel como promotora de grandes proyectos de infraestructura vial e hidroeléctricas; sumado a casos graves de proyectos controversiales como los lotes de petróleo en Ecuador, el Arco Minero del Orinoco en Venezuela, la expansión de monocultivos en Brasil, El Nogal en Colombia, el Lote 58 en Perú, entre otros; han llevado a la COICA a tomar la iniciativa y solicitar un diálogo sobre los siguientes puntos, según se lee en la carta que será entregada este viernes 22 de setiembre, en embajadas chinas de nueve países en simultáneo:

  • Los objetivos e intereses en la participación del CLAY Fund, el EXIM Bank y otras fuentes de financiamiento de capital chino en la cartera de proyectos IIRSA – COSIPLAN, los cuales han sido muy cuestionados por sus agresiones a nuestros pueblos, bosques y ríos. Debatir sobre las débiles metodologías que emplean estas instituciones para ponderar los impactos ambientales y culturales de dichos proyectos.
  • Las garantías, y salvaguardas socio ambientalesde las inversiones chinas que operan en los estados amazónicos, y que garanticenel respeto los derechos de posesión y propiedad de los territorios indígenas, especialmente aquellos que se encuentran en un peligroso proceso nacional de “abrirlos” indiscriminadamente a la inversión.
  • Establecer mesas de trabajo, a nivel nacional y regional amazónico, en donde se puedan revisar casos especialmente graves de afectación a derechos de nuestros pueblos referidos a inversiones chinas, con participación de los estados y confederaciones indígenas amazónicas y nuestros aliados
  • Diálogo para implementar nuestras recomendaciones de cómo mejorar las políticas de salvaguardas y la aplicación de los estándares socioambientales de bancos y empresas chinas y los correctivos que sean requeridos.

Descargar (PDF, 150KB)

Compartir