OILWATCH: Llamamos a detener la represión a la comunidad de San Martín y solidarizar con el No al fracking en Colombia

659

Comunicado a la opinión pública

Reunida en Quito, en el marco de su Asamblea General y la celebración de sus 20 años de existencia, la red internacional Oilwatch -conformada por organizaciones sociales, comunitarias y ambientalistas de Asia, África y América Latina- expresa su preocupación por la situación de las comunidades de San Martín (departamento del Cesar, Colombia), que enfrentan un proyecto de fracking a cargo de la empresa ConocoPhillips, y sobre las cuales se cierne una fuerte amenaza de represión y criminalización.

Los hechos:

De acuerdo a información proveniente de medios de comunicación y a denuncias de la comunidad,

1. La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) suscribió con las empresas ConocoPhillips y CNE Oil & Gas, filial de Canacol Energy, un contrato para explorar y explotar Yacimientos No Convencionales mediante la técnica del Fracking en el bloque VMM-3, que comprende, entre otros, el municipio de San Martín, Cesar.

2. Desde que la comunidad conoció este proyecto, hace algunos meses, se han adelantado acciones pacíficas para defender el agua y el territorio de San Martín frente a la agresiva técnica que se busca utilizar para extraer petróleo. De hecho, ya son tres las marchas masivas realizadas por los pobladores que muestran el rechazo generalizado al proyecto petrolero. Y desde hace varias semanas realizan dos plantones pacíficos en el corregimiento de Cuatro Bocas, para demostrar su rechazo al ingreso de la maquinaria para la perforación del Pozo Pico Plata 1.

3. Aunque las expresiones sociales han sido masivas y contundente, se sigue desconociendo y desvalorizando la decisión popular, negando el derecho a la participación, la protesta y rechazando el diálogo como forma de resolver este conflicto.

4. Son varias las acciones jurídicas y los mecanismos de participación que las organizaciones locales, representadas por Cordatec, han realizado para denunciar las irregularidades que se han cometido para la implementación de este proyecto.

5. Aunque las acciones realizadas por los pobladores están en el marco de la ley y en respeto a la Constitución colombiana, se ha solicitado, por parte de la autoridad local, la presencia del Escuadrón Movil Anti Disturbios (Esmad), reconocido por su agresiva intervención en otras regiones del país.

Por todo lo anterior solicitamos:

Al gobierno colombiano:
1. El respeto a la integridad, el derecho a la protesta y los derechos humanos de los habitantes de San Martín y representantes de Cordatec, que se encuentran movilizados para defender su territorio.

2. La suspensión inmediata del proyecto de fracking en la región del sur del Cesar, haciendo uso del Principio de Precaución, dadas las nefastas consecuencias que está provocando en los países donde se vienen impulsando; y por el contrario, realizar estudios e investigaciones independientes que permitan evaluar las implicaciones que tendría la utilización de esta técnica.

A las autoridades locales y regionales
1. Desarrollar acciones para brindar garantías de la protección de los derechos fundamentales de sus pobladores.

2. Abrir espacios de diálogo entre los pobladores y las autoridades para debatir sobre las implicaciones que podría tener este proyecto en la región y liderar la protección de los territorios.

A los entes de control:
1. Constituirse en garante de los derechos humanos de los pobladores de San Martín y mantener su acompañamiento para evitar acciones violentas que lesionen la integridad de las comunidades locales.

A la comunidad nacional e internacional
1. Para que se solidaricen y acompañen la lucha en defensa del territorio que realizan los pobladores de San Martín y su organización CORDATEC

A los MEDIOS DE COMUNICACIÓN
1. Para que informen con imparcialidad y objetividad a la opinión pública sobre lo que está sucediendo en San Martín.

OILWATCH INTERNACIONAL
Quito, 18 de octubre de 2016

Compartir