Justicia Climática, el grito de la Sociedad Civil en la COP21

1012

Alicia Gómez

Asociación Ambiente y Sociedad

Fuente: Blog Cop21 AAS 

Nos encontramos en la recta final de la conferencia sobre cambio climático COP21 y  la presión al ritmo de las negociaciones con acciones de protesta y llamados por parte de la Sociedad Civil aumenta. Justicia Climática, 1o5C como meta global del acuerdo,  no al fracking, energías 100%, renovables,  inclusión de Derechos Humanos,  protección a los más vulnerables y financiación sostenible, son algunos de los mensajes que esta semana se han visibilizado en el escenario de la COP21.

Estos gritos  los protagoniza un movimiento amplio, diverso y fuerte  de la Sociedad Civil de todo el mundo para llamar la atención de los gobiernos con la finalidad de exigir metas ambiciosas y medidas efectivas por parte de los países. Ambiente y Sociedad como organización observadora e integrante de CANLA ha participado de estos llamados.

Txai Ariel de Mello, articulador de la Engajamundo Brasil, manifestó  “todos los días estamos realizando acciones para presionar al gobierno pues muchas decisiones de nuestro país no son representativas para nosotros los jóvenes, un ejemplo de eso es el apoyo que la damos a la campaña de 1o5C pues Brasil le está apostando a los 2 grados.  El pasado miércoles 09 de Diciembre después de salir el nuevo borrador realizamos una marcha alrededor de las principales salas de conferencias, en la cual participaron más de 500 personas  tapándonos la boca,  simbolizando el  no tener voz dentro de las negociaciones, las principales plenarias  están siendo cerradas sobre todo a los jóvenes, y no sabemos lo que se está negociando para nuestro futuro. Otra de nuestras más recientes acciones fue vestirnos de cactus para representar cómo vamos a resistir a este nuevo acuerdo.” Txai aseguró que al menos con estos llamados es que los jóvenes pueden tener una representación como Sociedad Civil ante los gobiernos.

Nunca ha habido tanto apoyo de la Sociedad Civil a la acción para luchar contra el cambio climático, y ese apoyo sigue creciendo. Durante la última marcha por el clima, el pasado 29 de noviembre  millones de personas alrededor del mundo salieron a las calles a exigir mayores compromisos por el clima, incluyendo a la población colombiana, quienes tuvieron la particularidad de marchar pero en BICI hasta Suesca, Y  ahora en la COP21 miles de ONGs se han dado cita en París para vigilar las negociaciones, un papel fundamental para aportar a la construcción del Acuerdo:  Los sindicatos,  los líderes religiosos, los pueblos indígenas, las mujeres, la juventud, los mayores, el sector de la salud, trabajadores, investigadores y científicos preocupados están en parís, ejerciendo incidencia, liderando el cambio que quieren ver en el mundo.

Tom Kucharz, integrante de Ecologistas en Acción valora que “cada vez se engaña menos gente, cada vez más personas en el mundo están conscientes quienes son los culpables y los responsables del desastre” y ven que “las alternativas van a surgir en otros ámbitos como de la sociedad civil”

Ambiente y Sociedad como observadora de las negociaciones manifiesta: Si bien la sociedad civil ejerce un rol de seguimiento,  y control a las actuaciones de los Estados en la negociación para asegurarse que los derechos de los ciudadanos sean tenidos en cuenta, ha habido poca oportunidad de diálogo con los equipo negociadores, por lo que el papel de las organizaciones también se ha  concentrado en ser difusores de información  ante la opinión pública de lo que está pasando en París.

Para el último día de la COP21, los grupos de la Marcha Climática Global están planeando una gran acción en París con el objetivo de evaluar los resultados de la Conferencia. La idea es que los movimientos de la sociedad civil de lucha contra el cambio climático se intensifiquen en los próximos años.

Compartir