Fuente:

Selva.com.co

POR:

Florencia está rodeada de ríos y quebradas que en cualquier momento pueden generar una tragedia tan grande o mayor que la de Mocoa; esta ciudad tenía  40 barrios, Florencia tiene 220:  posiblemente  nos van a tildar de alarmistas, pero ya ocurrió una catástrofe y no aprendemos; en Octubre de 1962 el río Hacha se llevó el barrio La Vega produciendo alrededor de 300 muertos. Hoy, quebradas como La Yuca, La Perdiz, La Sardina que conjuntamente con El Hacha pasan por el perímetro urbano, han demostrado su capacidad destructora; gran parte de Florencia está construida en zonas de alto riesgo y eso no lo vemos o no lo queremos ver; cuando se presente una verdadera emergencia, los planes de contingencia que hoy tiene la ciudad, serán paños de agua tibia. 

En cualquier momento las lluvias se pueden intensificar como sucedió en Mocoa, puede llover toda la tarde y al comienzo de la noche presentarse un represamiento que nadie va a registrar porque no se tiene cómo hacerlo; en el río Caraño, en la cordillera, se tienen alertas tempranas que muy posiblemente funcionen a cabalidad, entonces se dependerá de alarmas que simultáneamente funcionen en toda la ciudad y la ciudadanía debe saber exactamente a qué sitios altos acudir dependiendo de los barrios donde vivan; esto ya se socializó con las comunidades? Dónde están las alarmas, en que barrios o en qué edificios?

Hace muy poco se presentó una avalancha de la quebrada La Yuca en la vereda la Holanda del municipio de Florencia y los daños materiales fueron considerables; la quebrada La Sardina se ha desbordado varias veces arrasando con barrios como la isla, 20 de Julio o como el puente frente al edificio Los Espejos. El Hacha, ya lo dijimos, en una avalancha produjo una tragedia similar a la de Mocoa.

Todos estos hechos fueron aislados, nunca se presentaron al mismo tiempo como sucedió en la capital del Putumayo, pero presentarse un hecho similar no es imposible, de ahí que se haga necesario tomar todas las medidas de prevención posibles y que esas medidas sean socializadas plenamente con las comunidades; así se minimizaría al máximo una potencial tragedia.

En Mocoa las autoridades estaban avisadas por un experto y por un ex director de Corpoamazonía pero nunca le dieron importancia a esos avisos, los consideraron alarmistas, lo mismo puede suceder en Florencia, donde la falla de Jericó, así algunos expertos la consideren inofensiva, es un peligro latente y esa montaña u otras cercanas pueden caer al río Hacha represándolo; en Mocoa no había alertas tempranas, alarmas, ni sirenas, ni nada por el estilo; en Florencia se tiene una alerta temprana en el Caraño, alerta que es manejada por personal de la empresa de acueducto y se considera efectiva para ese sitio, pero y  en las otras partes? Con qué sirenas cuenta la ciudad, con cuales otras alarmas? Sería bueno que se socializara con la comunidad todo lo que se está haciendo en materia de prevención porque no lo podemos negar: Florencia como Mocoa está al filo de la navaja.

http://selva.com.co/wp/florencia-como-mocoa-esta-al-filo-de-la-navaja/

Compartir