Cumbre Internacional de Jóvenes. Nariño actúa por el clima

307

El crecimiento económico y los niveles insostenibles de productividad y consumo están amenazando y comprometiendo al mundo natural del cual dependemos como humanidad. Nuestro clima es uno de los bienes comunes implicados y su alteración aunque nos afecta a todos tiene impactos diferenciados. La dignidad y la equidad se convierten en valores para garantizar y salvaguardar los derechos al ambiente sano, a la paz y al desarrollo sostenible.

Frente a la creciente corriente de pensamiento basada en la protección del medio ambiente, los fenómenos que causan el calentamiento global y por ende sus consecuencias, devastadoras en algunos casos, las naciones a través del acuerdo de París, firmado en 2015, compromete a las partes a ciertos compromisos basadas en puntos específicos como: objetivo a largo plazo, contribuciones, ambición, transparencia y solidaridad. No obstante, un acuerdo entre naciones no basta si los actores principales, los habitantes, en especial las y los jóvenes no se comprometen a liderar verdaderos hitos, prácticas y estrategias que permitan liderar verdaderos cambios desde lo micro hasta lo macro en términos poblacionales y sobre todo de impacto ambiental.

Descargar (PDF, 747KB)